Ideas para Crear un Negocio Rentable

Ideas para Crear un Negocio… Cómo Iniciar con el Pie Derecho

Hay muchas razones para querer iniciar una empresa: económicas (querer ganar más dinero), sociales (no tener jefe), familiares (tener más tiempo con la familia), etc.  Sea cual sea la razón, una de las primeras decisiones que se deben tomar a la hora de empezar nuevas empresas es decidir de qué se tratará nuestro negocio.  En realidad, a lo largo de nuestras vidas, se nos ocurren muchas ideas para crear un negocio; el problema es traerlas a la mente en el momento en que las necesitamos.

Vale hacer una recomendación.  El trabajo se facilita cuando la generación de ideas va alrededor de un tema o necesidad observada.  Luego, lo que se busca es cómo innovar, modificar o mejorar los productos o servicios que ya existen para satisfacer esa demanda.   Una vez delimitado el terreno, buscaremos ideas para crear un negocio.

ideas para crear un negocio

ideas para crear un negocio

Una manera de empezar es tener una lluvia de ideas.  De hecho, este es uno de los pasos para crear una empresa más básicos.  En esta técnica toda idea es buena y se escribe para posterior calificación.  Esto es muy importante.  Queremos cientos de ideas para crear un negocio; no juzgaremos estas ideas al inicio, solo queremos tener cientos de ellas.  Entre más tengamos, mejor.  Esta es una manera en que las mentes y la imaginación de los emprendedores se enciende.

Una vez hallamos logrado una larga lista de ideas, es hora de empezar a analizarla.   Esto se hace agrupando las ideas que se parezcan entre sí. Esta etapa terminará con varios grupos de ideas para pequeña empresa.  Cada grupo es una colección de ideas similares entre sí.

A continuación viene un proceso largo pero indispensable para crear negocios.  Se necesita investigar cada grupo de ideas para averiguar si se trata de un negocio viable.  Se requiere averiguar, por ejemplo, si es técnicamente posible o económicamente posible.  No todas las ideas se convertirán en negocios innovadores.  Por eso es muy importante lograr una abundancia de ideas para crear un negocio, de manera que encontremos el que nos permita tener éxito. Ser emprendedor no es fácil… pero sí que vale la pena.

Nunca está de más recordar que las ideas no bastan.  Necesitamos conocimiento y destrezar para aplicarlos.  Necesitamos aprender a vender y aprender cómo llevar la contabilidad, por ejemplo.  Pero también necesitamos “vacunarno”s contra la adversidad.  Esto se hace trabajando mucho, constantemente, todos los días en nuestra superación personal y autoestima.  De nosotros depende rendirnos o no.  Si estamos mental y espiritualmente fuertes y preparados, podremos desarrollar cualquiera de las ideas para crear un negocio.

Una cosa más.  Al analizar las ideas, no debemos perder de vista que es importante diversificar nuestras inversiones.  Al iniciar, solo podemos invertir en un negocio.  Pero si encontramos varias ideas viables; valdría la pena guardarlas para desarrollarlas luego, cuando estemos más “curtidos”.  Cuando un emprendedor dice quiero invertir, debe hacerlo con aquello que conoce mejor y con lo que se sienta más cómodo.  Luego podra desarrollar más ideas para crear un negocio.

Iniciar una Empresa Exitosa y Rentable

Iniciar una Empresa

Iniciar una Empresa

Iniciar una empresa… el comienzo del universo PYMES

Iniciar una empresa es el sueño de muchos hombres y mujeres alrededor del mundo entero.  Hay países donde el proceso de abrir una empresa es muy sencillo, mientras que en otros es una penitencia completa.  Si bien eso es cierto, una vez iniciada la empresa, hay un gran porcentaje de personas que fallan en su pequeña empresa.

Lo más interesante de todo, es que no tendrían por qué fallar al iniciar una empresa si saben, comprenden, entienden y siguen ciertos pasos para crearla.  No se trata de algo nuevo o un método secreto, sino de un plan bien desarrollado que incluya los aspectos las nuevas empresas en formación deben considerar antes de empezar.  No para convencerse de no empezar, sino para entender lo que se requiere de ellos. Esos son los pasos para crear una empresa; y aplican para todos los casos en que se quiera iniciar una empresa.

Se puede afirmar que la razón por la que tantos emprendedores fallan es por su falta de capacitación.  Esta capacitación no es solo técnica, sino también a nivel personal.  Se necesita un cierto nivel mínimo de desarrollo personal para crear un negocio e iniciar una empresa.  No basta un “me gustaría”.  La superación personal y autoestima, insisto, no pueden menospreciarse si se quiere ser emprendedor.  Iniciar una empresa es iniciar un nuevo capítulo en nuestro desarrollo profesional y laboral, pero sobretodo personal.  Las dos cosas deben ir de la mano para que el éxito llegue.

Si tenemos el aspecto mental claro, necesitamos definir el tema de nuestro negocio.  Si decidimos que venderemos verduras, todo debe estar especificado: nuestros proveedores, nuestros punto de venta, nuestra contabilidad e inventario, nuestros permisos municipales, sanitarios, etc.  Debemos saber cuanto necesitamos vender por día y hasta por hora si queremos prevalecer en el mercado.  Dedicarle un buen tiempo a encontrar nuestro negocio nos evitará muchos dolores de cabeza.

Por eso, no se puede iniciar una empresa sin un plan de negocios bien diseñado.  El plan de negocios nos debe ayudar a encontrar cuáles destrezas debemos adquirir o mejorar.  Por ejemplo, necesitamos aprender a vender y saber cómo llevar la contabilidad.  Luego, si queremos ser una empresa que dure en el tiempo y crezca, necesitamos desarrollar nuevos negocios innovadores alrededor de nuestro negocios principal.  Esa es la única manera de ganarle a la competencia.

Finalmente, al inicar una empresa también necesitamos tener en nuestro radar la diversificación de nuestros ingresos.  El emprendedor debe entender que no puede depender del mismo negocio siempre pues todo cambia.  Hoy somos necesarios para nuestros clientes, pero mañana quién sabe.  El emprendedor necesita renovarse y aprender cosas nuevas.  Iniciar una empresa es una inversión.  Un emprendedor debe decir “quiero invertir” y aprender a hacerlo.

Los mejores negocios innovadores

Los mejores negocios innovadores: negocios inclusivos

Los mejores negocios innovadores: negocios inclusivos

Los mejores negocios innovadores… son también los más inclusivos y sociales

La mayoría de las personas estaría de acuerdo en que los mejores negocios innovadores serían los que mayores beneficios logren.  Si lográramos que más emprendedores crearan negocios innovadores, entonces estaríamos propiciando mayores oportunidades para todos y por lo tanto más riqueza para todos.  Más riqueza para todos significa un mejor país y un mundo mejor.

Sin querer ser idealista, las mejoras son posibles.  Un informe publicado por Las Naciones Unidas así lo detalla.  En nuestra región latinoamericana hay por supuesto muchos casos, pero Colombia los reporta bellamente en el blog Nextbillion.net

Los negocios inclusivos son los mejores negocios innovadores en más de una manera.  Por ejemplo, nuestra sociedad puede aprovechar las mentes y talentos de personas con algún tipo de discapacidad.  En Brasil, la fundación AVAPE está a la vanguardia y es un ejemplo a nivel mundial al cambiar asociar la recaudación de fondos con la autosostenibilidad.

Por su parte, Argentina ya cuenta con un inventario de buenas prácticas de negocios inclusivos y algunas empresas de Ecuador se están uniendo a esta nueva práctica.

Como en todo caso de nuevos emprendimientos, el financiamiento es un factor clave para asegurar que las empresas con potencial de crecimiento puedan expandirse y ser más competitivas.  Es aquí donde una vez más los negocios inclusivos muestran ser los mejores negocios innovadores, porque ellos son impulsados por negocios ya establecidos.  Esto forma una sinergia que beneficia a ambas partes.  No es solo un caso de caridad.

Esto lo entiende así la fundación AVINA en Chile, quien ya busca extender los negocios inclusivos como los mejores negocios innovadores en el resto de latinomérica.  En esta intención también los acompaña SNV, una empresa social de capital holandés.

¿Para qué sirve ser emprendedor? ¿Vale la pena?

¿para qué sirve ser emprendedor?

¿para qué sirve ser emprendedor?

¿Para qué sirve ser emprendedor? ¿Por qué tanto alboroto por crear nuevas PYMES?

Digamos que examinamos hoy nuestro alrededor con detenimiento, haciendo un conteo de los nuevos negocios del área.  Digamos que repetimos la acción en un mes, tres meses, seis meses y un año.  Posiblemente veremos que nuestro conteo de negocios variará mucho.  Nos encontraríamos con que solo unos pocos negocios lograron sostenerse en el tiempo y que de esos, muy pocos tienen buenas perspectivas de crecimiento continuo.

Los nuevos negocios pequeños tienen poca  expectativa, entonces ¿para qué sirve ser emprendedor?

En verdad es un panorama muy triste ver a tantos emprendedores fracasar.  Es especialmente triste porque hay una razón principal para no tener éxito: ausencia de un plan de negocios que encamine un negocio innovador.

Si regresáramos a nuestro conteo imaginario de negocios, veríamos que aquellos negocios que se mantienen en el tiempo tienen ciertas características que los que fracasan no tienen.  No se trata de ganas o empuje. Tampoco se trata de falta de dinero, pues hay emprendimientos muy caros que igualmente fracasan.

Hay una nueva manera más explícita de plantear el asunto:  ¿para que sirve ser emprendedor si se puede ser innovador?

Los negocios innovadores son los negocios del futuro.  Los negocios innovadores no se dedican a copiar modelos de negocios ya existentes.  En vez de eso, buscan mejoran lo que ya existe dando así un valor agregado al servicio o producto que ofrecen.  Este valor agregado es evidente para el cliente y éste lo percibe de modo que quiere pagar el valor real de lo que consumen.

En consecuencia, los negocios no empezarán guerras de precios que les reduzca significativamente sus ganancias ni ingresarán al mercado con propuestas que ya no son atractivas.

Cuando nuestros emprendedores empiecen a pensar así, empezaremos a encontrar en nuestras calles más y mejores negocios.  Será evidente que para qué sirve ser emprendedor si no se es innovador.  Las dos cosas son necesarias, porque la innovación no es posible sin emprendedores.

Crianza de pollos es rentable ¿sí o no?

La crianza de pollos es rentable si y solo si diseñamos un negocio innovador.

Los negocios innovadores no crean algo de la nada, su función es, por el contrario, darle un valor agregado a algún producto o servicio ya existente.

Si la Crianza de Pollos es Rentable, ¿qué lo Determina?

crianza de pollos es rentable si o no

crianza de pollos es rentable si o no

Diseñar y planificar un negocio de crianza de pollos innovador va a depender del entorno donde estemos.  Si no hay ningún negocio cerca, podríamos iniciar el negocio y “blindarlo” para evitar que seamos copiados.  Por otro lado, si somos nosotros los que estamos pensando en ser la competencia de alguien más, entonces nuestro plan debe concentrarse en ofrecer un producto o servicio superior ante los ojos del cliente.  Esto es básico.  Por supuesto, diseñar un negocio como éste no se logra en un par de semanas.  No podemos decir simplemente, quiero invertir, quiero ser emprendedor y voy a empezar ya.  Necesitamos educarnos activamente.

Innovar vs copiar

Tal vez lo primero que deberíamos aprender es que copiar negocios ya existentes es mal negocio para todos.  Si todos hacemos lo mismo, entonces “matamos” el negocio.   El cliente simplemente escogerá al que menos cobre y así la guerra de precios bajará tanto las utilidades que no valdrá la pena el esfuerzo.  La crianza de pollos es rentable ¿sí o no? Depende de la calidad de nuestra innovación.

Por otro lado, mejorar lo que ya existe no es fácil al inicio.  Eso es bueno, porque ahí está oportunidad.  El primero que “aprenda a ver” encontrará el éxito.  En el caso de la crianza de pollos, hay muchas opciones.  Por ejemplo, podemos explotar la tendencia a lo ecológico, orgánico, consciente del bienestar animal y buscar la forma de tener gallineros que cumplan con estas características.  Podemos también usar los deshechos de los pollos para desarrollar abonos orgánicos, con el uso de lombrices rojas, por ejemplo.  El mismo abono puede usarse para cultivos que puedan usarse para alimentar a nuestras aves. Hasta podríamos vender los excedentes.

Algunas de las ideas más innovadoras en la crianza de pollos la dieron en Australia, donde las gallinas son alquiladas con opción de venta.  Si las personas se adaptan a sus gallinas como mascotas, entonces se pueden vender.  La feliz gallina dará 6 huevos a la semana en agradecimiento.

Una buena idea no basta

No se crea sin embargo que es suficiente tener una idea genial.  Una idea genial puede no ser posible en la práctica.  Un negocio innovador requiere un excelente plan de negocios.  El plan de negocio es la herramienta que permitirá medir qué tan viable es una idea.  Un plan de negocios no es infalible; pero si se hace correctamente, si hacemos la tarea y buscamos  la información necesaria y no nos engañamos, tendremos un documento que será la guía de nuestro emprendimiento.

Entonces, la crianza de pollos es rentable, ¿sí o no? La respuesta es esa precisamente: sí y no.  Sí si logramos una actividad innovadora, no si nos limitamos a copiar lo que ya existe.