Crear Negocios

Crear negocios: mitos y consideraciones

Crear negocios es tal vez la habilidad más importante que los emprendedores pueden desarrollar.  Si bien es cierto existen muchos individuos con una habilidad natural para crear negocios, todos podemos desarrollarla.  De hecho, iniciar una empresa que llegue a ser exitosa requiere un método, no solo una corazonada.  Se requiere que sigamos ciertos pasos para crear una empresa que pueda crecer y desarrollarse sin importar el clima político, social y económico que la rodee.

crear negocios

crear negocios

La habilidad para crear negocios no solo significa la habilidad para crear nuevas empresas.  Si esas empresas son exitosas, es decir, persisten y crecer en el tiempo, eso significa que sus dueños son personas que poseen importantes cualidades.  Una persona de baja ética y moral que conduce negocios sucios no podrá mantener una pequeña empresa ni hacerla grande… aunque gane mucho dinero.  La superación personal y autoestima son características necesarias si se quiere ser emprendedor.

Crear negocios no solo se refiere a saber hacer dinero.  Ya sabemos que el dinero no siempre es sinónimo de negocios limpios.  Y en efecto, es más rápido adquirir dinero de la manera sucia que con orden y disciplina.  Por eso, la capacidad de crear negocios no se puede medir por la habilidad de conseguir dinero rápido.  Por el contario, la capacidad de crear negocios se mide por la capacidad de crear empresas que perduren y crezcan.  Empresas y negocios innovadores, eso necesitamos.

En este sentido, no hay habilidad innata que pueda ser suficiente.  No basta con el emprendedor diga “quiero invertir”; el emprendedor necesita  educación y entrenamiento.   Se necesita aprender a crear un plan de negocios y aprender a seguirlo.  Se requiere aprender a vender, se requiere saber cómo llevar la contabilidad.  Crear negocios es una habilidad que debe mejorar y aumentar con el tiempo.

Ideas para Crear un Negocio Rentable

Ideas para Crear un Negocio… Cómo Iniciar con el Pie Derecho

Hay muchas razones para querer iniciar una empresa: económicas (querer ganar más dinero), sociales (no tener jefe), familiares (tener más tiempo con la familia), etc.  Sea cual sea la razón, una de las primeras decisiones que se deben tomar a la hora de empezar nuevas empresas es decidir de qué se tratará nuestro negocio.  En realidad, a lo largo de nuestras vidas, se nos ocurren muchas ideas para crear un negocio; el problema es traerlas a la mente en el momento en que las necesitamos.

Vale hacer una recomendación.  El trabajo se facilita cuando la generación de ideas va alrededor de un tema o necesidad observada.  Luego, lo que se busca es cómo innovar, modificar o mejorar los productos o servicios que ya existen para satisfacer esa demanda.   Una vez delimitado el terreno, buscaremos ideas para crear un negocio.

ideas para crear un negocio

ideas para crear un negocio

Una manera de empezar es tener una lluvia de ideas.  De hecho, este es uno de los pasos para crear una empresa más básicos.  En esta técnica toda idea es buena y se escribe para posterior calificación.  Esto es muy importante.  Queremos cientos de ideas para crear un negocio; no juzgaremos estas ideas al inicio, solo queremos tener cientos de ellas.  Entre más tengamos, mejor.  Esta es una manera en que las mentes y la imaginación de los emprendedores se enciende.

Una vez hallamos logrado una larga lista de ideas, es hora de empezar a analizarla.   Esto se hace agrupando las ideas que se parezcan entre sí. Esta etapa terminará con varios grupos de ideas para pequeña empresa.  Cada grupo es una colección de ideas similares entre sí.

A continuación viene un proceso largo pero indispensable para crear negocios.  Se necesita investigar cada grupo de ideas para averiguar si se trata de un negocio viable.  Se requiere averiguar, por ejemplo, si es técnicamente posible o económicamente posible.  No todas las ideas se convertirán en negocios innovadores.  Por eso es muy importante lograr una abundancia de ideas para crear un negocio, de manera que encontremos el que nos permita tener éxito. Ser emprendedor no es fácil… pero sí que vale la pena.

Nunca está de más recordar que las ideas no bastan.  Necesitamos conocimiento y destrezar para aplicarlos.  Necesitamos aprender a vender y aprender cómo llevar la contabilidad, por ejemplo.  Pero también necesitamos “vacunarno”s contra la adversidad.  Esto se hace trabajando mucho, constantemente, todos los días en nuestra superación personal y autoestima.  De nosotros depende rendirnos o no.  Si estamos mental y espiritualmente fuertes y preparados, podremos desarrollar cualquiera de las ideas para crear un negocio.

Una cosa más.  Al analizar las ideas, no debemos perder de vista que es importante diversificar nuestras inversiones.  Al iniciar, solo podemos invertir en un negocio.  Pero si encontramos varias ideas viables; valdría la pena guardarlas para desarrollarlas luego, cuando estemos más “curtidos”.  Cuando un emprendedor dice quiero invertir, debe hacerlo con aquello que conoce mejor y con lo que se sienta más cómodo.  Luego podra desarrollar más ideas para crear un negocio.

Iniciar una Empresa Exitosa y Rentable

Iniciar una Empresa

Iniciar una Empresa

Iniciar una empresa… el comienzo del universo PYMES

Iniciar una empresa es el sueño de muchos hombres y mujeres alrededor del mundo entero.  Hay países donde el proceso de abrir una empresa es muy sencillo, mientras que en otros es una penitencia completa.  Si bien eso es cierto, una vez iniciada la empresa, hay un gran porcentaje de personas que fallan en su pequeña empresa.

Lo más interesante de todo, es que no tendrían por qué fallar al iniciar una empresa si saben, comprenden, entienden y siguen ciertos pasos para crearla.  No se trata de algo nuevo o un método secreto, sino de un plan bien desarrollado que incluya los aspectos las nuevas empresas en formación deben considerar antes de empezar.  No para convencerse de no empezar, sino para entender lo que se requiere de ellos. Esos son los pasos para crear una empresa; y aplican para todos los casos en que se quiera iniciar una empresa.

Se puede afirmar que la razón por la que tantos emprendedores fallan es por su falta de capacitación.  Esta capacitación no es solo técnica, sino también a nivel personal.  Se necesita un cierto nivel mínimo de desarrollo personal para crear un negocio e iniciar una empresa.  No basta un “me gustaría”.  La superación personal y autoestima, insisto, no pueden menospreciarse si se quiere ser emprendedor.  Iniciar una empresa es iniciar un nuevo capítulo en nuestro desarrollo profesional y laboral, pero sobretodo personal.  Las dos cosas deben ir de la mano para que el éxito llegue.

Si tenemos el aspecto mental claro, necesitamos definir el tema de nuestro negocio.  Si decidimos que venderemos verduras, todo debe estar especificado: nuestros proveedores, nuestros punto de venta, nuestra contabilidad e inventario, nuestros permisos municipales, sanitarios, etc.  Debemos saber cuanto necesitamos vender por día y hasta por hora si queremos prevalecer en el mercado.  Dedicarle un buen tiempo a encontrar nuestro negocio nos evitará muchos dolores de cabeza.

Por eso, no se puede iniciar una empresa sin un plan de negocios bien diseñado.  El plan de negocios nos debe ayudar a encontrar cuáles destrezas debemos adquirir o mejorar.  Por ejemplo, necesitamos aprender a vender y saber cómo llevar la contabilidad.  Luego, si queremos ser una empresa que dure en el tiempo y crezca, necesitamos desarrollar nuevos negocios innovadores alrededor de nuestro negocios principal.  Esa es la única manera de ganarle a la competencia.

Finalmente, al inicar una empresa también necesitamos tener en nuestro radar la diversificación de nuestros ingresos.  El emprendedor debe entender que no puede depender del mismo negocio siempre pues todo cambia.  Hoy somos necesarios para nuestros clientes, pero mañana quién sabe.  El emprendedor necesita renovarse y aprender cosas nuevas.  Iniciar una empresa es una inversión.  Un emprendedor debe decir “quiero invertir” y aprender a hacerlo.

Nuevas PYMES: ¿por qué no hay más?

Nuevas PYMES

Nuevas PYMES

Nuevas PYMES… ¿es mejor tener más?

Todos los años…. o incluso todos los meses, listas o no,  tenemos nuevas PYMES (Pequeñas Y Medianas Empresas) iniciando operaciones.  Algunas agencias financieras muestran orgullosos los montos que han prestado a este rubro como si se tratara de una verdadera ayuda social.  Otras agencias, de corte “chupa-sangre” prefieren no hablar de cuanto han prestado a los emprendedores para lograr mantenerse a flote.  Lo que nadie sabe es cuántas de estas nuevas empresas sucumben antes de los tres años; pero se cree que es un número muy alto.

Hay muchas razones para que las nuevas PYMES se vean tan amenazadas.  La pequeña empresa es de por sí una presa fácil si su dueño no está preparado.  La preparación es la parte más larga y más difícil en la creación de la pequeña empresa.  Hay que hacer muchas preguntas para luego organizar y analizar la información.  Solo entonces se puede iniciar el diseño de planes para crear negocios.  Pero de hacerse bien, el emprendedor podrá disponer de muchos recursos para afrontar el mercado.  Para empezar, un emprendedor debe aprender a vender y aprender como llevar la contabilidad, pero eso es solo para empezar.

Los riesgos y dificultades son grandes para las nuevas PYMES.  Es muy común que luego de iniciar una empresa, su dueño no pueda cumplir a cabalidad con todas la obligaciones legales, como el pago de patentes y el pago de impuestos.  Además, muchas veces el emprendedor no puede hacerle frente a la responsabilidad patronal del pago de seguro.  Y si el emprendedor es auto empleado, es sumamente común que no se pague su propio seguro ni cotice para una pensión en su vejez.  Como si fuera poco, su falta de preparación no le permite hacer inversiones que le permitan diversificar sus ingresos.  O, si decide algo como “quiero invertir”, no sabrá cómo hacerlo bien.  De esa manera corre el riesgo de que su pequeña empresa llegue al punto de necesitar renovación de equipos o simplemente deba reiventarse porque la población que atendía ya no está ahí.  En ese momento, la falta de preparación lo dejará muy mal parado.  Si, encima de esto el emprendedor no ha venido trabajando en su superación personal y autoestima, los reveses del negocio pueden dejarlo desanimado y hasta derrotado.

Por todo esto, las nuevas PYMES están llamadas a sacar provecho de la era de la información en que estamos.  Los pasos para crear una empresa no son ya los de copiar los negocios que están de moda.   En cambio, ser emprendedor requiere prepararse, más que nunca, para generar negocios innovadores.  Es importante entender que no importa cuánto dinero se tenga disponible; si no hay un buen plan, ese dinero se acabará tarde o temprano.  Asimismo, si se posee un buen plan, se puede llegar muy, muy lejos con una inversión inicial moderada… pero siempre se necesita una inversión.  Los dueños de las nuevas PYMES deben disponer una monto saludable propio; no todo puede ser financiado.

Los mejores negocios innovadores

Los mejores negocios innovadores: negocios inclusivos

Los mejores negocios innovadores: negocios inclusivos

Los mejores negocios innovadores… son también los más inclusivos y sociales

La mayoría de las personas estaría de acuerdo en que los mejores negocios innovadores serían los que mayores beneficios logren.  Si lográramos que más emprendedores crearan negocios innovadores, entonces estaríamos propiciando mayores oportunidades para todos y por lo tanto más riqueza para todos.  Más riqueza para todos significa un mejor país y un mundo mejor.

Sin querer ser idealista, las mejoras son posibles.  Un informe publicado por Las Naciones Unidas así lo detalla.  En nuestra región latinoamericana hay por supuesto muchos casos, pero Colombia los reporta bellamente en el blog Nextbillion.net

Los negocios inclusivos son los mejores negocios innovadores en más de una manera.  Por ejemplo, nuestra sociedad puede aprovechar las mentes y talentos de personas con algún tipo de discapacidad.  En Brasil, la fundación AVAPE está a la vanguardia y es un ejemplo a nivel mundial al cambiar asociar la recaudación de fondos con la autosostenibilidad.

Por su parte, Argentina ya cuenta con un inventario de buenas prácticas de negocios inclusivos y algunas empresas de Ecuador se están uniendo a esta nueva práctica.

Como en todo caso de nuevos emprendimientos, el financiamiento es un factor clave para asegurar que las empresas con potencial de crecimiento puedan expandirse y ser más competitivas.  Es aquí donde una vez más los negocios inclusivos muestran ser los mejores negocios innovadores, porque ellos son impulsados por negocios ya establecidos.  Esto forma una sinergia que beneficia a ambas partes.  No es solo un caso de caridad.

Esto lo entiende así la fundación AVINA en Chile, quien ya busca extender los negocios inclusivos como los mejores negocios innovadores en el resto de latinomérica.  En esta intención también los acompaña SNV, una empresa social de capital holandés.

Modelo de Negocios Innovadores Actuales

Modelo de Negocios Innovadores Actuales

modelos de negocios innovadores

modelos de negocios innovadores

Los modelos de negocios innovadores para PYMES: copiar y pegar o adaptación.

Durante años ha sido evidente en el mundo entero que las pymes son capaces de generar gran cantidad de empleos y de empujar las economías locales y nacionales.  Pero a pesar de eso, seguimos viendo hoy una grandísima pobreza generalizada en todo nuestro continente.  Esto puede significar una de dos cosas: o nuestras pymes no se desarrollan en suficiente cantidad o son simplemente empresas diseñadas para la subsistencia familiar y no para un desarrollo económico real.  Lo más probable es que sea una combinación de esos y otros factores.  De lo que sí estamos seguros es de que el desarrollo sostenible de nuestras pymes depende del grado de innovación que logren. Es bueno aclarar que si bien innovación significa desarrollo de tecnología, también se refiere a la manera de darle un valor agregado a los productos o servicios que ya existen.  El reto es entonces encontrar modelos de negocios innovadores que podamos ejecutar con resultados positivos.

¿Qué es un modelo de negocios?

Para empezar, un modelo de negocios es parte del plan de negocios con el que cualquier persona que tenga interés en ser emprendedor debe usar.  Nunca se podrá hacer suficiente hincapié en este punto.  Sin un plan de negocios, no hay negocio.

Dicho esto, un modelo de negocios es la manera por la cual una empresa sirve a sus clientes con el propósito de generar ingresos.  El modelo de negocios, según Wikipedia, debe responder a preguntas como estas: cómo seleccionar a los clientes, cómo definir y diferenciar las ofertas de producto o servicio, cómo crear utilidad para los clientes, cómo conseguir y conserva a los clientes, cómo salir al mercado (estrategia de publicidad y distribución), cómo definir las tareas que deben llevarse a cabo, cómo configurar sus recursos, cómo conseguir el beneficio.

modelo de negocios innovadores:Ejemplo del método Business Model Generation

modelo de negocios innovadores: Ejemplo del método Business Model Generation

En la actualidad, una de las maneras de generar modelos de negocio más usada es la del método desarrollado por Alexander Osterwalder e Yves Pigneur y presentada en su libro “Business Model Generation”.  Ya existen muy interesantes experiencias con este método de generación de modelos en países hispanos. Claro, también existen otros patrones.

Cómo escribir un modelo de negocios innovadores.

Siempre es más fácil la teoría que la práctica.  Un modelo de negocios innovadores no es cualquier modelo.  Debe asegurar que es innovador, no solo novedoso. Eso significa que nuestros clientes deben pensar que nuestro producto o servicio es realmente valioso.  Existen muchas guías para escribirlos, el siguiente es uno que me ha gustado (vea el video y la presentación que sigue).

En general es importante asesorarnos bien.  Si nos es posible asesorarnos con profesionales, hagámoslo.  La inversión que se haga al inicio es más barata que la que se hace para reparar los daños.

Algunas lecturas recomendadas:

Dinámica de los negocios inclusivos en América Latina

Modelos de Negocios Inclusivos e Innovadores en América Latina: Algunos Ejemplos