El negocio de hoy. En la actualidad, las personas con inquietudes de ser emprendedor se enfrentan con el reto de encontrar el negocio de hoy que conformará la actividad económica a la que se dedicará en los años venideros.

el negocio de hoy

el negocio de hoy

El negocio de hoy… ¿existe realmente el negocio infalible?

Sobra decir que las posibilidades son ilimitadas.  Este hecho puede complicar las cosas un poco.  Al iniciar la labor de investigación, es común que el emprendedor confunda el emprendedurismo y los negocios innovadores con negocios promocionados como formas rápidas de hacerse rico.  Examinemos algunas consideraciones que deben estudiarse como parte del reto de ser emprendedor.
1. Un emprendedor no puede simplemente decir: quiero invertir, empecemos de una vez.  Aún si los números ofrecidos sean inmejorables, aún si realmente se trata del negocio de hoy, del negocio ganador, nunca se puede empezar y figurar el cómo luego.  Si encontramos un negocio prometedor, necesitamos analizarlo y observar cómo lo hacen aquellos que dicen ser exitosos.  Antes de “casarse” con dicho negocio, se vale hacer ensayos y pruebas de mercado.

2. El negocio que emprendamos debe obligarnos a adquirir o mejorar habilidades como aprender a vender y saber cómo llevar la contabilidad.  La superación personal y autoestima son también parte de la receta del éxito.  Si un negocio nos promete que nos haremos ricos sin hacer nada, ya podemos desecharlo.

3.   Dado lo anterior, hablemos del negocio de hoy.  En efecto, nuestro negocio un negocio relevante.  Hay negocios de negocios.  Escoger el negocio que tenga suficientes clientes potenciales es primordial.  Por eso podemos investigar cuantos negocios se nos ocurran: jabones, ventas por catálogo, negocios de tecnología, de vigilancia, por internet, etc.  Debemos tener presente que es mejor si tenemos alguna afinidad con el negocio; aún mejor si esa afinidad es pasión.  Pero, como ya dijimos, es una buena idea hacer pequeñas pruebas de mercado antes de decidirse.

En general, el negocio de hoy no tiene por qué ser un negocio perfecto, pero si tiene que ser real, con los pies sobre la tierra.  El emprendedor solo encontrará el éxito con trabajo inteligente (pista: tener un plan de negocios) y paciencia.