Actividades, negocios con futuro, trabajos,… dónde mirar en busca de negocios y actividades innovadores.

actividades: negocio con futuro

actividades: negocio con futuro

Si nuestra intención cuando buscamos trabajos, actividades, negocios con futuro y similares es asegurarnos una ocupación y medio de vida sostenible por muchos años (y no solo como un refugio temporal a la crisis), entonces hay algunas características que los definen y que podemos examinar.

Trabajos, actividades, negocios con futuro: Cómo distinguirlos

  1. Son el resultado de la evolución normal de las sociedades y sus economías. Los negocios con futuro, y los nuevos trabajos y actividades que generarán, son nuevas ocupaciones y actividades profesionales y empresariales fruto de las grandes transformaciones tecnológicas, culturales y demográficas.  Son cambios que llegan para quedarse por diez o más años.
  2. Son tendencias de futuro, no modas. Para que los trabajos, actividades, negocios con futuro tengan un futuro real, deben poseer una influencia o vigencia que pueda preverse que aumente en el futuro.  Es decir, que sean auténticas tendencias y no modas pasajeras.  Estas tendencias deben encargarse de responder a las nuevas necesidades y demandas sociales que las transformaciones antes mencionadas ocasionan.  Por ejemplo, la organización de la producción que resulta cuando las actividades tradicionales se adaptarse competitivamente al nuevo contexto socioeconómico y tecnológico.

Ahora, la labor de identificar donde los trabajos, actividades, negocio con futuro se encuentran requiere cierto conocimiento estratégico. Veamos algunos.

  1. Identificar los trabajos, actividades, negocios con futuro. En su primera etapa, las nuevas tendencias pasan inadvertidas, especialmente para los negocios tradicionales.  La principal razón es que las actividades tradicionales pierden contacto con las necesidades y hábitos del día a día de las personas.   Por ejemplo, en el caso de la publicidad, las agencias publicitarias de nueva generación usan medios totalmente innovadores y más baratos (blogs, redes sociales, anuncios que se pagan solo si se leen, etc.) para satisfacer las necesidades de sus clientes.  En cambio, las agencias tradicionales y los medios de comunicación tradicionales que usan (televisión, periódicos, revistas, etc) ven sus ganancias severamente reducidas porque no se han renovado y pierden terreno ante las nuevas tendencias.  Es decir, los entes tradicionales perdieron contacto con su medio, con las necesidades de sus clientes y las nuevas formas de satisfacerlas.  Entender esto es vital; significa que para identificar los negocios del futuro, es altamente importante tener claro que hay cosas que nunca cambiarán: las empresas necesitan vender, y las personas tienen deseos que satisfacer.
  2. Dónde se están gestando los negocios con futuro. Hay muchas maneras de investigar este rubro.  Sin embargo, creo prudente reproducir una lista de tendencias actuales publicada por Cristina Quiñones Dávila.

    actividades, negocios con futuro

    actividades, negocios con futuro

  3. Qué habilidades y califaciones necesitamos para acceder a los negocios con futuro. Debido a que la eficiencia de las grandes empresas hace que se generen menos trabajos, el crecimiento está en las pymes.  Pero para sostenerse en el tiempo, sus procesos de mercadeo  y ventas, de satisfacción al cliente y a sus empleados deben acogerse a las nuevas tendencias.   Esto empieza por adquirir conocimiento de las herramientas tecnológicas que hacen posible la eficacia operativa, la apertura el mundo exterior con emprendedores y empleados capaces de hablar varios idiomas,  los servicios abiertos vía internet que les permitan vender sus productos y servicios a nivel global.  Esto es algo a lo que las pymes tradicionales no están acostumbradas.  Pero sólo aquellas pymes que aprendan a hacerlo llegarán a ser empresas de éxito.
  4. Si quiero invertir y ser emprendedor en negocios con futuro, cuáles son los pasos a tomar. Si mi propósito es ser emprendedor, debo empezar por mí mismo.  Necesito invertir en mi superación personal y autoestima.  Esa es la primera actividad que un emprendedor debe tomar.  Si el emprendedor no sabe para donde va como persona, mucho menos podrá dirigir una pequeña empresa.  En segundo lugar viene analizar mis fortalezas y debilidades para encontrar una tendencia donde yo me pueda desenvolver y a la que pueda adaptarme.  Necesito aprender a vender según sea el estilo de mi mercado.  Debo diseñar un plan de negocios acorde y debo poder tomar el pulso de mi empresa sabiendo cómo llevar la contabilidad… hay cosas que nunca cambian.

En general, encontrar trabajos, actividades, negocios con futuro o similares requiere estar bien informado y requiere que desarrollemos nuestro sentido de observación.  Vivimos en el mundo de hoy, qué cosas quisiéramos que fueran diferentes, que fueran mejores, y como podríamos nosotros mejorarlas y crear un negocio a partir de ese mejoramiento.  Empecemos a observar.